• ¡SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER!

    He leído y acepto la política de privacidad
  • ¿PLANCHAS DE POLIURETANO O PANELES DE POLIISOCIANURATO? DIFERENCIAS Y APLICACIONES

    ¿PLANCHAS DE POLIURETANO O PANELES DE POLIISOCIANURATO? DIFERENCIAS Y APLICACIONES

    Si hay un elemento de importancia vital que es necesario elegir bien, a la hora de abordar cualquier construcción de obra nueva o de reforma, en nuestra empresa, para usos industriales, en la fachada de un edificio o dentro de nuestro propio hogar, ese es sin duda alguna, el tipo de aislante térmico y acústico que vamos a instalar. 

    Por lo que, para seleccionar un buen panel aislante tendremos que tener en cuenta dos factores básicos, por un lado, qué prestaciones y aplicaciones necesitamos cubrir y por otro lado, valorar el nivel de protección que aportarán a nuestra salud, seguridad y a nuestro medio ambiente.

    Teniendo en cuenta la relevancia de ambos aspectos, en el siguiente post te hablaremos de las ventajas, características,  diferencias y aplicaciones de las dos soluciones aislantes más conocidas, utilizadas y mejor valoradas del mercado: las planchas de poliuretano (PUR) y los paneles de poliisocianurato (PIR).

    Aunque en ambos casos se trate de espumas rígidas, derivadas del petróleo, utilizadas para aislar térmica y acústicamente cualquier estructura y a su vez, pertenezcan al grupo de los poliuretanos termoplásticos de alto rendimiento, lo cierto es que su composición y propiedades físico-químicas son muy diferentes. ¿Quieres saber por qué? ¡Desde el equipo de CIR 62 te lo explicamos! 

    Además, puedes descargarte nuestro catálogo de poliuretano.

    Principales características, ventajas y diferencias entre (PUR) y (PIR)

    Cuando finalmente nos decantamos por un material que ofrece la más alta protección térmica a nuestra construcción, sea esta del tipo PUR o PIR es porque cumple con ciertas funciones y ofrece beneficios imprescindibles, que permiten, entre otros aspectos: mantener una temperatura confortable en el interior, aislar la estructura de las inclemencias del tiempo, del agua, del frío, del fuego, de las altas temperaturas exteriores, de los molestos ruidos y además lograr una mayor eficiencia y ahorro energético, que contribuya a proteger y a cuidar más y mejor a nuestro planeta. Veamos ambos materiales en profundidad:

    1. Planchas de poliuretano (PUR). Es uno de los aislantes térmicos más eficiente y duradero, ya que su baja conductividad y su estructura celular cerrada favorece el aumento de ahorro energético, convirtiéndola en una de las soluciones aislantes más utilizadas en edificios industriales y residenciales. Pero, además de ser un excelente aislante térmico y acústico tiene otras muchas características y ventajas:

    Son espumas rígidas de densidad entre 30-60 kg/m³.

    Espesor reducido ideal para ganar espacio.

    Ofrece mayor variedad en diseño de interiores.

    Es adaptable, fácil y rápido de instalar.

    Evita fisuras y fugas de aire o agua.

    Material medioambientalmente sostenible que minimiza residuos y que combate el cambio climático.

    Ligero, resistente y estable.

    2. Planchas de poliisocianurato  (PIR). Formadas por espuma rígida, variante de la de poliuretano. A través del sistema de machihembrado de sus paneles se potencia aún más el ahorro energético, por lo que es un aislamiento térmico ideal para proteger edificios de fachadas ventiladas. Este tipo de placas permiten garantizar la continuidad del aislamiento, evitar los puentes térmicos, la entrada de agua y favorecer la estabilidad térmica, adaptándose tanto a las bajas temperaturas del invierno como al asfixiante calor del verano. Entre sus numerosas propiedades destacan:

    Su alta durabilidad y resistencia.  No se degrada con el paso del tiempo.

    Fácil instalación y manipulación.

    Producto ligero y adaptable.

    Ofrece mayor seguridad frente al fuego. Esta es una de sus mayores ventajas y diferencias que aporta frente los paneles PUR. La principal razón es que la espuma PIR, debido a sus propiedades térmicas, permanece estable en temperaturas que van desde -200°C hasta 120°C. Esto permite que reaccione frente al fuego de forma segura, al ir creando una capa superficial carbonizada que ayuda a proteger y a impedir que las llamas penetren a las capas interiores. Además, logra generar menos humo en caso de incendio.

    Cuenta con una mayor proporción de isocianato.

    ¿Qué aplicaciones tienen?

    Teniendo en cuenta las diversas prestaciones y ventajas térmicas que ofrecen tanto las planchas de poliuretano como las de poliisocianurato en la construcción de nuevos edificios y en obras de rehabilitación, vamos a centrarnos ahora en sus usos y aplicaciones más habituales:

    1. Poliuretano (PUR). A través de este sistema nos encontramos con 3 tipos de aplicaciones en edificación diferentes que son:

    Poliuretano proyectado. Debido a su aplicación en continuo, a su alta adherencia, adaptabilidad, impermeabilidad, máximo aislamiento y poco espesor es perfecto para fachadas interiores, exteriores, para inyección en cámaras de aire, y cubiertas industriales, planas o inclinadas.

    Poliuretano conformado. Al ser una solución que ofrece máxima resistencia, tanto térmica como mecánica, que se caracteriza por su alta estabilidad dimensional, variedad de acabados, ser fácilmente manipulable y perdurable en el tiempo, la convierte en una opción perfecta para cubiertas industriales metálicas, fachadas y también para suelos radiantes.

    Paneles sándwich. Su gran versatilidad, el hecho de generar muy pocos residuos y de ser reciclable hace que el proceso de edificación sea más sostenible, mejorando la eficiencia energética del edificio. Una ventaja, que convierte esta solución en la más utilizada en España. Dichos paneles suelen ser aplicados a edificios con altas exigencias arquitectónicas como por ejemplo: naves industriales, construcciones deportivas, módulos prefabricados, viviendas, cámaras frigoríficas o industrias alimentarias.

    2. Poliisocianurato (PIR). Como ya indicamos anteriormente, este tipo de aislamiento térmico está pensado especialmente para aplicar en:

    Fachadas ventiladas

    Conductos de aire acondicionado y ventilación.

    Extracciones de aire.

    Instalaciones térmicas industriales

             

    Conclusión  

      

    ¿Poliuretano o poliisocianurato?, ¿quieres una espuma térmica sostenible, de alta durabilidad y resistente  que te proteja del calor y del frío durante todo el año? Escoger el mejor aislamiento térmico, capaz de aportar el máximo confort, seguridad y protección, tanto a las personas como a nuestro medioambiente, son sólo algunos de los valores imprescindibles que habría que tener en cuenta a la hora de elegir correctamente.

    Si tras leer nuestro post, aun te quedan dudas sobre qué aislante térmico escoger para tu negocio o tu hogar, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo. CIR62 cuenta con todas las soluciones aislantes y suministros industriales que necesitas.